¿Que sentimos y percibimos al tener autismo?

¿Qué se sentimos y percibimos al tener autismo?

El autismo es una condición que lleva a la persona que lo vive a diferentes estados y sensaciones que pueden ir desde la ansiedad hasta la más eufórica alegría.

Todos sabemos que las personas con autismo tienen dificultades para entender el mundo que los
rodea y eso genera ansiedad constante, es como estar en estado de alerta la mayor parte del tiempo intentando descifrar percepciones, entender palabras, evitar equivocarse. No sabe cómo pedir ayuda o comunicar una necesidad.

Por eso cuando se le dan herramientas para descifrar el mundo y comunicarse su ansiedad baja increíblemente.

La mente juega con él se llena de temores y situaciones que, aunque posiblemente no sucederán
están ahí generando incertidumbre. Los pensamientos no paran, la mente no tiene filtro y la personase satura inevitablemente, es por eso que sus intereses restringidos son la mejor vía de escape a toda esa avalancha de pensamientos. Allí se siente tranquilo, todo es predecible, allí tiene el control.

La persona con autismo también soporta una carga sensorial abrumadora. Puede llegar a Percibir
tanto (olores, luces, texturas, sonidos…) que alejarse del estímulo es una forma de protegerse y sí lo obligan a exponerse a ese estímulo que puede ser realmente doloroso para sus sentidos,
seguramente desencadenará una rabieta por sobrecarga sensorial. Quizá por eso una forma de
supervivencia es desconectar sus sentidos o desviar su atención a un estímulo más gratificante como mecerse, mover las manos o saltar.

La ira y la frustración son también compañeros para toda la vida. Las burlas, la dificultad para cumplir una tarea, las excesivas demandas o el no ser tenido en cuenta desencadenan fuertes reacciones emocionales que se traducen en auto lesiones o depresión. La agresividad no es una característica del autismo, aunque una rabieta pueda hacer parecer que así es. Por eso adaptar, respetar,escuchar y comprender pueden ayudar a que la frustración sea ocasional y no tan frecuente.

Pero quizá una de las emociones que poco ha sido tenida en cuenta en las personas con autismo es
la tristeza. Son conscientes de su diferencia y la necesidad, así como la dificultad para encajar, hacer parte de un grupo. Les entristece la soledad que sus dificultades sociales le imponen. Siente temor de dar el primer paso, de hacer el ridículo, de ser rechazado, de no poder hacer amigos, no sabe cómo hacerlo y se convierten en solitarios chicos en el extremo del salón o del patio de la escuela.

Cuando alguien empatiza con ese sentimiento y se convierte en mediador sea un maestro, un
compañero de clase se trata de algo que la persona con autismo agradecerá. Nada más equivocado
que pensar en que prefieren la soledad.

Todo esto no quiere decir que las personas con autismo no sean felices, por el contrario, tienen una
actitud de sobrevivientes, su condición los hace ver el mundo de formas tan particulares que les
permite disfrutar de los pequeños detalles, de lo extraordinario de lo simple. Una persona con
autismo puede sentir profunda alegría al sentir reconocimiento, al sentirse comprendido, aceptado y escuchado. Cuando puede tomar decisiones y tener espacios para sus intereses. Cuando consigue
una meta muy luchada. Cuando pasa una tarde con esos amigos que lo valoran.

Si la frustración, la ansiedad o el miedo son emociones intensas, la felicidad en una persona con
autismo lo es aún más. Por eso cuando sonríen lo hacen de verdad. Cuando abrazan lo hacen de
verdad. Cuando aman de verdad.

Eso es una pequeña muestra de cómo se siente el autismo, cada persona lo vive diferente y es
posible que nunca lleguemos a comprender la totalidad de sensaciones y percepciones.

también te quiero dejar este vídeo en mi canal de Youtube del vídeo que hice respecto a este mismo tema hace ya un tiempo

Si te ha gustado este articulo no olvides suscribirte  al blog para que así te pueda llegar un articulo semanal a tu correo.

3 comentarios

  1. Me gustó mucho .cada día trato de ver el mundo desde la perspectiva de mi amado hijito. A veces fallo , pero otras consigo darle alegría y conectar con su bello mundo . He tratado de aprender todo lo q me haga acercarme a el y me haga poder ayudarle .

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *