EL ESTRÉS EN LAS MADRES DE NIÑOS CON AUTISMO.

Traducción del artículo original: https://www.disabilityscoop.com/2009/11/10/autism-moms-stress/6121/?fbclid=IwAR2Ef3ENVgQR4WwWkrurbCgdh_fMp-XIKU07quge10yyT8NtlXqzciQWoRg

Autor: Michelle Diament

Las madres de los adolescentes y adultos con autismo padecen estrés crónico experiencia comparable los soldados en combate y están en lucha constante contra la fatiga y las interrupciones en el trabajo, la investigación reciente.

Estas mamás también pasan mucho más tiempo al cuidado como madres en comparación a las madres de las personas sin alguna discapacidad.

Los investigadores dieron seguimiento a un grupo de madres de adolescentes y adultos con autismo durante ocho días seguidos.

Las mamas fueron entrevistadas al final de cada día sobre sus experiencias y en cuatro de los días de investigación se les midieron los niveles de hormonas para evaluar su estrés.

Encontraron que una hormona asociada con el estrés es extremadamente baja,  del mismo modo que las personas que sufren estrés crónico, tales como los soldados en combate, informaron los investigadores en uno de los dos estudios publicados en la Revista de Autismo y Trastornos del Desarrollo.

“Este es el residuo fisiológico del estrés diario”, dice Marsha Mailick Seltzer, investigador de la Universidad de Wisconsin-Madison, autora de los estudios.

“Las madres de niños con trastornos de conducta tienen el perfil fisiológico más pronunciado de tensión crónica, pero el efecto a largo plazo en su salud física no se conoce todavía.”

Estos niveles hormonales se han asociado con problemas crónicos de salud y puede afectar a regulación de la glucosa, el funcionamiento inmune y la actividad mental, según los investigadores.

En un estudio asociado, los investigadores dieron seguimiento al mismo grupo de madres diariamente para entrevistarlas acerca de cómo utilizaban su tiempo, su nivel de fatiga, en que actividades de ocio participaban y si se generaban o no acontecimientos estresantes.

Esta información se comparó con los datos de una muestra nacional de las madres cuyos hijos no tienen discapacidades.

El resultado fue que las madres reportaron que ocupaban por lo menos dos horas por día al cuidado de sus hijo que las madres de niños sin discapacidades.

En un día cualquiera estas mamás también tenían el doble de probabilidades de estar cansado y tres veces más probabilidades de haber experimentado un evento estresante.

Es más, en las madres que trabajaban se reporto que eran interrumpidas en el trabajo uno de cada cuatro días en comparación con las otras mamás que eran interrumpidas en menos de una ocasión cada 10 días (es decir más del doble de veces).

A pesar de todo esto, los investigadores encontraron que las madres de un individuo con autismo eran más propensas a tener experiencias positivas cada día, se mostraban más dispuestas a hacer voluntariado o ayudar a sus compañeros aun si se tratara de aquellos cuyos hijos no tienen discapacidad del desarrollo.

“En el día a día, de las madres de nuestro estudio vivieron más eventos estresantes y tienen menos tiempo para sí mismos frente a la madre estadounidense promedio”, dice Leandro Smith, un psicólogo del desarrollo de la Universidad de Wisconsin-Madison, quien trabajó en los estudios.

“Tenemos que encontrar más formas de dar apoyo a estas familias.”

En particular, los investigadores dicen que los padres necesitan mejores opciones de descanso y la flexibilidad de sus empleadores.

Además, puede pasar mucho tiempo antes que los programas para ayudar a manejar los problemas de comportamiento muestren mejoría de la situación de las madres y sus hijos por igual.

Te invito a ver este vídeo donde Angela corredor nos habla de la vida con su hijo con autismo y nos habla de su Blog.


Testimonio de Angela Corredor madre de un joven con Autismo

Te invito a leer este articulo que describe la lucha diaria que vive una madre de un chico con autismo y muestra lo difícil que es que la sociedad las entienda.

BIENVENIDA AL CLUB DE LAS “MALAS” MADRES.

Si te gusto esta traducción compártela para que llega a mas personas y Suscribete al blog para que estos artículos te lleguen a tu correo.

5 comentarios

  1. Yo también he pensado en los papás al leer este estudio, tienen que estar muy estresados ambos. Necesitan todo el apoyo y la comprensión social.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *